Vive, piensa, siente y actúa en Equilibrio

"Happy": Un documental de concientización de la responsabilidad sobre nuestra felicidad

 



El mes pasado escribí un artículo llamado “El arte de ser feliz”.  Y parece que el tema de ser felices nunca va  a pasar  de moda, pues este fin de semana  vi el documental "Happy"  que pueden ver en youtube o en netflix, se los  recomiendo ampliamente; y por eso me decidí a hacer otro artículo sobre este tema y de este documental, a manera de recordatorio, pues día a día debemos recordar practicar y predicar actitudes, acciones y perspectivas que nos conduzcan a ser felices verdaderamente.


Tal y cómo lo refiere el documental, la felicidad es totalmente una decisión propia, basada en  la elección de un determinado estilo de vida, es decir, son cosas muy sencillas dentro de nuestra rutina diaria que podemos practicar para ser auténticamente felices; se puede tener mucho dinero y decidir no ser feliz y se puede no tener mucho y decidir ser feliz con ello, la felicidad es totalmente independiente de las posesiones materiales, lo único que necesitamos es tener cubiertas nuestras necesidades básicas y a partir de ello la felicidad es meramente una elección personal. Nuestra sociedad ha basado erróneamente la práctica de la  felicidad en el círculo del hedonismo, es decir que la felicidad se da únicamente ante el placer inmediato de los deseos de nuestro ego que son cumplidos,  sin embargo, de esta manera solo vamos experimentando pequeños “rushs”  de felicidad ilusoria  cada vez que alimentamos a nuestro ego con algo externo o material y no realmente un estado de felicidad perdurable.


Del mismo modo, este documental asegura que los componentes de la felicidad son genéticos en un 50 por ciento, circunstanciales en un 10 por ciento y en un 40 por ciento producto de actividades intencionales que las personas realizan por que les generan esa auténtica felicidad.  Es decir,  todas las personas tenemos genéticamente predisposición a generar un determinado nivel de dopamina,  sustancia que produce la sensación de felicidad; sin embargo, el otro 50 por ciento depende totalmente de nosotros, pues  por un lado nuestros niveles de felicidad se ven influenciados por las circunstancias que acontecen en nuestra vida, pero sobre todo por nuestra percepción y reacción ante ellas y por otro lado, por todas las cosas que decidimos hacer  intencionalmente en nuestro día a día que nos producen un placer profundo, que se conectan intensamente con nuestros valores y deseos más íntimos, con nuestra verdad personal y con la verdad del entorno que nos rodea.

 

Así que,    ¿Cómo hacernos cargo de nuestra parte? ¿Cómo satisfacer nuestra responsabilidad  y compromiso personal sobre nuestra  propia felicidad efectivamente?


1. Una de las actividades intencionales que está demostrado produce una importante influencia en nuestros niveles de felicidad, es cualquier actividad física y/o deportiva que te guste practicar, pues las actividades físicas liberan dopamina, que como ya hemos explicado es la sustancia generadora de las sensaciones de felicidad.  Para el ser humano es esencial moverse, actuar, hacer, expresarse a través del cuerpo, lograr a través del cuerpo, comprenderse y experimentar a través de su cuerpo, pues el cuerpo es  la herramienta que vincula su alma, pensamientos y emociones con el entorno que lo rodea.  Personalmente, de mis épocas más felices  o de satisfacción personal están en las que he corrido maratones o en las que entreno con disciplina, pues me deja esta sensación de que hago algo por el simple gusto de hacer algo con mi cuerpo, más allá de su actividad normal.  Yo siempre les sugiero a mis pacientes que hagan alguna actividad física,  por ejemplo, el yoga y la natación son excelentes para acompañar cualquier tratamiento de ansiedad; correr, tomar clases de baile e/o ir al gym son excelentes para la distimia y la depresión etc.

 

2. Otra acción intencional básica para ser feliz es hacer más de lo que te gusta, es muy sencillo, si algo te funciona para estar bien, es importante que repitas esas acciones, que hagas más de ellas  y menos de todo aquello que no te satisface.  La gente vive en un mundo de “deberías y obligaciones” absurdo.  Piensa  ¿Quién dice que las cosas deban de ser de determinada manera? Claro que en el trabajo y/o la escuela y en la sociedad hay reglas que seguir,  pero analiza y  pregúntate que tan reales son las expectativas sociales, como por ejemplo, esta idea totalmente ridícula e irracional de que todos debemos alcanzar éxito profesional y tener una casa y una familia para ser felices, es irreal que necesitamos ser iguales  e ir tras los mismos objetivos o metas para alcanzar la felicidad...las mismas expectativas sociales van en contra de la verdadera felicidad. Ser iguales  o tener los mismos ideales no nos hará más felices. Todo lo contrario.  Todas las personas en esta tierra tienen que vibrar desde su propia esencia y energía, alimentar al mundo desde su propia y única sabiduría. Busca tu propio sentido de vida y vive para él, elimina de tu vida las imposiciones y/o metas con las que no te sientes identificado.


3. Igualmente, “Happy” explica que ser feliz no significa que nunca sentiremos sentimientos adversos, que nunca tendremos problemas o que nunca tendremos emociones displacenteras y/o desagradables. Sino que las personas felices y que practican actitudes que promueven la felicidad auténtica, suelen recuperarse más  pronto de situaciones y emociones adversas, retornando a ese estado de felicidad con menor dificultad. La felicidad es realista, el hedonismo no, una persona feliz es consciente de que no siempre estará en la cima de la montaña y sabe que cuando haya que subir de nuevo o escalar otro pico, cuenta con las herramientas personales necesarias para lograrlo y seguir creciendo; por otro lado, un hedonista esta aferrado a la idea de llegar al pico y quedarse ahí para siempre, lo peor que le podría pasar es tener que esforzarse de nuevo o salirse de esa zona de confort, sin embargo, esa zona de confort también significa estancamiento, condición que no promueve la felicidad.


4. Happy corrobora y hace hincapié en lo que mencionaba en mi artículo anterior sobre la felicidad, la única oportunidad real de ser feliz es hoy... no mañana cuando “x” o “y” pase. Como lo mencioné anteriormente, pensar en pasado o futuro es una pérdida de tiempo y perder el tiempo es perder oportunidades para ser feliz…  El único momento seguro que tenemos es el hoy, no esperes para ser feliz mañana, no esperes a nada, se feliz con lo que tienes y con cómo es tu vida hoy.

 

5. Encontrar la felicidad en el simple hecho de estar vivos, a veces buscamos la felicidad en situaciones que son pasajeras, pero si nos conectamos con la vida y conectamos nuestro sentido de  felicidad con nuestra vida, con la naturaleza y no con los objetos o situaciones determinadas, aseguramos estar siempre felices.  Para recobrar la felicidad. Pregúntate: ¿Que me hacía feliz antes de tener x, y o,z posesión? o ¿Qué hace feliz a la gente que no tiene dinero? Déjate asombrar nuevamente por la magia de la vida misma y por la naturaleza. ¡Aprecia lo que tienes!


6. Sé fiel a tu esencia. Hace un par de años  tuve oportunidad de ver al Dalai Lama,   fui a una conferencia que dio en la Ciudad de México y me sorprendió ver que era un hombre que se comportaba como un niño,  bromeaba, se reía,  hacia travesuras,  pero más que eso era fiel a su esencia, a disfrutar el momento, a sonreír y a apreciar la gracia de cada instante. La clave está en no perder a ese niño interno que vive día a día con nosotros (pues los niños son fieles a sí mismos y a su propio proceso de felicidad), ser fieles a nuestra esencia y ser nosotros mismos sin miedo al qué dirán o qué pensarán. Dejemos de ser para los demás, seamos y vivamos para nosotros.

 

 7. Finalmente, el documental nos invita a buscar experiencias nuevas, rodearnos y compartir con la gente que queremos (familia, amigos y pareja) y a hacer cosas que tengan un significado para nosotros. Si te sientes aburrido y apático, solo o sin un verdadero sentido de vida, es porque tú has decidido sentirte así, saca tu lado humano, tu lado curioso, tu lado creativo, tu lado sociable, tu lado amoroso, busca nuevas vivencias, busca sentirte vivo, eso te dará felicidad.

 

 La felicidad es una decisión  que va más allá de lo que se  tiene o no se tiene... estamos destinados a comprender que está en nosotros y solo en nosotros ser felices...que mas allá de las circunstancias se puede ser feliz y que practicar intencionalmente formas de vida que nos lleven a una felicidad estable es una responsabilidad personal. También que  el hecho de unirnos a otros con este objetivo en común  también maximiza la felicidad personal y colectiva, no hay gente más bonita que la que es verdaderente feliz y transmite y predica esa felicidad.

 

A continuación te dejo el documental, ¡Disfrútalo!

 

 

 

Please reload