Vive, piensa, siente y actúa en Equilibrio

Las 10 razones por las que deberías de asistir a psicoterapia

Muchas personas  creen que ir al psicólogo es sinónimo de ser una persona débil o enferma,  pero en realidad, acudir a un proceso de psicoterapia te puede transformar en  todo lo contrario, una persona sana y más fuerte emocionalmente. Esto, porque la terapia ayuda a que las personas desarrollen estrategias y herramientas personales para poder adaptarse mejor a los retos y cambios en sus vidas. Por lo tanto, iniciar un proceso de psicoterapia es un acto de inteligencia y de fortaleza, ya que la persona esta enfrentando la realidad y buscando adentrarse en sí mismo para encontrar las respuestas a las preguntas de su propia existencia. 

 

Estas son las 10 razones por las cuáles deberías de asistir a psicoterapia: 

 

1.  . Asesoramiento profesional- La primera razón, es la ventaja que representa contar con la asesoría profesional  (por parte de un psicólogo especializado, tanto teórica como prácticamente, en el estudio de la conducta, la mente, las emociones, las relaciones y demás áreas de interés del ser humano), para solucionar tus problemas, para que alcances un mayor auto-conocimiento y  logres un mayor desarrollo personal.  

 

2.   Descarga emocional- Otra buena razón, es que la psicoterapia genera el beneficio de hacerte sentir mejor. Al tener un espacio, en donde acompañado de un psicoterapeuta, puedas hablar de todos aquellos problemas  y/o situaciones que te causan dolor, estrés o malestar y liberar todas las emociones negativas que estás cargando, te sentirás aliviado. 

 

3. Espacio libre de juicios y 100% objetivo- Además, el terapeuta te brindará un espacio de expresión, libre de juicios de valor. Un psicólogo jamas te va a juzgar. A diferencia de cuando le cuentas tus problemas a tu familia y/o amigos, quienes probablemente no logren ser objetivos y terminen dándote opiniones  o consejos basados en sus propias perspectivas, juicios de valor o expectativas hacia tu persona, la terapia es un espacio libre de juicios, que te permitirá hablar de tus pensamientos y emociones sin temor , para con ello alcanzar un mayor auto-conocimiento y tomar decisiones más libremente y  sin la influencia de los demás. 

 

4. Desarrollo de estrategias y herramientas personales- A través de tu proceso de psicoterapia, puedes aprender a desarrollar nuevas formas (más adaptativas y funcionales) para solucionar los problemas y/o nuevos retos que se te presenten. La terapia conlleva desbloquearse de los patrones disfuncionales de resolución de conflictos, y así,  abrirse a aprender nuevas alternativas para avanzar y actuar. 

 

5. Reconstrucción de creencias- Otro beneficio, es que la psicoterapia es un proceso que te permite generar cambios a nivel mental, a ver más allá de lo que veías. Al percibir los conflictos de forma distinta, pueden afectarte menos y así serás capaz de seguir adelante. La forma en la que pensamos y percibimos el mundo, delinea la forma en la que vivimos y damos significado a nuestro modelo del mundo y de la vida. Muchas veces, nuestras creencias son irracionales, desadaptativas y limitantes y es necesario identificarlas, analizarlas y corregirlas o modificarlas, para poder interpretar nuestra vida y nuestro mundo desde una postura más positiva y funcional.  

 

6. Te ayuda a vivir en armonía contigo mismo- La introspección lograda a través de la psicoterapia te permite conocerte mejor, entenderte mejor y con ello, superar posibles crisis existenciales. Además,  te ayuda a apreciarte como persona y a sacar lo mejor de ti en cada situación de tu vida diaria, viviendo positiva e intensamente y encontrando la paz interior. 

 

7. Te ayuda a tener relaciones más sanas, vínculos y convivencia con otros más armoniosos- La psicoterapia también tiene como ventaja el hecho de que te permite  relacionarte con los demás de manera más efectiva. Una persona que asiste a psicoterapia logra una mayor armonía, equilibrio y bienestar emocional y mental, pero los efectos  positivos de la psicoterapia no son exclusivos para el paciente, estos trascienden más allá, beneficiando a las personas con las que la persona convive, por ejemplo, si los demás ven que actuamos de maneras más efectivas, pueden aprender de nosotros para llevar acabo acciones similares que les produzcan resultados de bienestar similares. 

 

8. Total confidencialidad- ¿No te ha pasado que le cuentas algo muy personal a un amigo o incluso a algún familiar, y alguien más termina sabiéndolo? Otra razón para asistir a psicoterapia, es que la relación con el psicoterapeuta es  totalmente confidencial y estrictamente profesional. Tal y como se expresa en el código ético de los psicólogos, el psicoterapeuta debe asegurar el secreto y la confidencialidad de todo lo tratado en sesiones. Por tanto, todo lo que hables dentro de tu proceso, será un secreto entre tu terapeuta y tú. Esto te permitirá abrirte con mayor seguridad y trabajar a mayor profundidad. 

 

9. Sinceridad y confianza- Otra ventaja es que cuentas con la seguridad de contar con una guía sincera que te dirá lo necesario e imprescindible, aunque no te guste oírlo.  Aunque se supone que es algo que los buenos amigos deberían hacer,  todos sabemos que muchas veces no damos nuestra opinión o un consejo por miedo a dañar al otro o  por evitar tener un conflicto. El psicoterapeuta puede hacerlo porque de algún modo, al entrar en terapia y abrirte  hacia él, le has dado permiso para decirte la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad , aunque esta pueda llegar a ser dolorosa. 

 

10. Te empodera frente a las dificultades de la  vida y te ayuda a encontrar tu verdadero camino- Realizar un proceso de psicoterapia, no es esperar que el psicoterapeuta solucione tus problemas, es aprender a aceptar y amar lo que uno es y poner la voluntad necesaria para cambiar lo que nos causa malestar o nos impide crecer. Además, al ser un proceso de auto-descubrimiento logramos encontrar nuestro camino y construir  y poner en juego todos los medios para caminarlo. De esta manera, conseguimos tener una vida más congruente con nuestra verdad interior. 

 

Espero que estas razones te hayan ayuden a considerar la idea de asistir a psicoterapia alguna vez en tu vida, tengas o no dificultades, la psicoterapia es un proceso muy rico para el crecimiento personal y para  lograr vivir la vida que uno desea. 

Please reload