Vive, piensa, siente y actúa en Equilibrio

¡Quiero dejar de sufrir! ¿Por dónde empiezo?

Ante el conocimiento de que en esta vida sufrir es opcional  y como persona libre que eres, seguramente decidirás parar de sufrir, pero  a veces entre tanto malestar emocional o tanto tiempo de no haber hecho nada al respecto, podría ser un poco confuso saber por donde comenzar. Y te preguntaras: ¿Ahora qué hago?

 

 El primer paso ya lo diste, tomaste conciencia de que  sufrir no es normal y de que sufres por que así lo has decidido,   sin embargo, la toma de conciencia no para ahí. También, hay que ser consciente de qué acciones y pensamientos te han llevado hasta ahí , de lo que haces y lo que has dejado de hacer para encontrarte en este punto de tu vida.  Por ejemplo, si el sufrimiento gira alrededor de “un estado de soledad” , es importante que analices si por ejemplo, te has quedado en casa los fines de semana, no has llamado a viejos amigos, has rechazado invitaciones a cenar,  no saludas a tus vecinos, así como todas aquellas acciones que poco a poco han ido construyendo esta forma solitaria de vivir que no esta siendo satisfactoria para ti.  O por ejemplo, si tu sufrimiento esta basado en la sensación de que no has hecho de tu vida lo que has querido profesionalmente, tu tarea esta en analizar en que punto dejaste de decidir que querías y permitiste que tu padre escogiera tu carrera o  si no te has dado a la tarea de buscar exhaustivamente  trabajo o si has aplazado tomar el curso o la especialidad que sabes te encaminarán a  sentir esa satisfacción profesional.  En resumen, el primer punto esta en observar cómo has causado o propiciado que esta situación se apodere de  ti y de tu vida.

 

Al tomar conciencia de que el único responsable para generar  tu malestar has sido tu , no busco que te sientas culpable por ello y te reproches  por lo hecho y lo no hecho, más bien, busco que comprendas que al ser el responsable de ese malestar, también eres el único responsable de generar los cambios necesarios  para revertirlo y  ser feliz , solo tú y nadie más que tú.  Es decir, tranquilízate, el cambio esta en tus manos.

 

 Como dice  Irvin Yalom,  un psicólogo existencialista, que personalmente me fascina, “Cada  fallo en relación con nuestra esencia, cada crimen contra nuestra naturaleza queda registrado en nuestro inconsciente y nos conduce a despreciarnos y a sufrir, por lo tanto ¿ Cómo descubrir nuestra potencialidad? ¿Cómo sabe uno que se ha  desviado en el camino?, la culpa, el sufrimiento, la angustia, la tristeza… las emociones negativas tienen esa función de alertarnos de que camino tomar y de que cosas dejar de hacer” . Es decir, Irvin Yalom propone retomar la responsabilidad  de nuestras vidas y de nuestra forma de vivir a partir de la libertad , en donde simplemente es cuestión de decidir dejar de fallarnos a nosotros mismos.  Por lo tanto,  tampoco  te reproches haber sufrido todo este tiempo, ya que ese sufrimiento te ha llevado al despertar, a pararte del día a día, del ajetreo y de la rutina para analizar: ¿Qué es lo que realmente quieres?  En pocas palabras, la conciencia del sufrimiento te otorga una segunda oportunidad para vivir más conscientemente y más intensamente desde tus ideales y deseos. 

 

 Pregúntate: ¿Quieres seguir en esa relación que no te satisface y que incluso es dañina para ti? , ¿ Quieres conformarte con un empleo que no te motiva a despertar cada mañana?, ¿Quieres seguir fingiendo que eres una persona que realmente no eres?, ¿Quieres seguir en tu zona de confort por que te da miedo irte a vivir a otro lugar y vivir la aventura de conocerte en lo desconocido?  Las posibilidades de lo que puedes hacer y de quien puedes ser son infinitas, nacemos libres, y muchas veces vamos conscientemente e inconscientemente vivimos a través de ciertas reglas o “deberías” que minimizan esa libertad, pero si retomas la conciencia de la libertad que tienes para vivir tal y como deseas,  retomaras la responsabilidad de hacerlo. Dejaras de quejarte y construirás tu propio camino.  La mayoría de las mujeres que han dejado una relación violenta y que han decidido divorciarse pesé al que dirán no lo lamentan,  la mayoría de las personas que han renunciado y han emprendido un negocio refieren sentirse más felices aunque tengan que empezar desde cero, la sensación de éxito es totalmente suya, no se las quita nadie; las personas que han dejado una vida totalmente segura para irse a vivir a otro lugar refieren que se han encontrado a sí mismos y han descubierto cosas de la vida que no imaginaban sentir o experimentar.  Han decidido ir más allá, probarse a ellos mismos que la vida no es lo que tenemos enfrente, sino lo que salimos a buscar.

 

Finalmente, como dije inicialmente la conciencia personal no lo es todo. La persona que adquiere la conciencia de su responsabilidad en cuanto a como se siente, como percibe la vida y sobre todo en cuanto a como vive la vida entra apenas en el vestíbulo del cambio…el resto del camino  y el siguiente paso es el paso de la conciencia a la acción. Acciones que iremos explorando a través de este espacio y que también pueden explorarse a través de un proceso terapéutico.

 

Recuerda que no depende de nadie más,  ni de nada, que la solución no llegará sola  o mágicamente, que los planetas no se alinearan a tu favor y que si continuas como hasta ahora estas destinado a seguir recibiendo lo mismo.  Recuérdalo, por que así estarás recordándote día a día, hacer lo que tienes que hacer, SER FELIZ. 

 

 

Please reload