file:///Users/irenegarza/Downloads/google3c0debd3024061f0.html
  • MENTES EN EQUILIBRIO

¡Mamá!,¡Papá! ¿Los Reyes Magos existen?

Actualizado: feb 3


¡Mamá!,¡Papá! ¿Los Reyes Magos existen?¿Es cierto que son los papás y las mamás?

¡Reacciona asertivamente!

Tarde o temprano, si eres madre o padre te tocará enfrentarte a esta incómoda pregunta. Ya sea por qué te cacharon en la movida escondiendo un regalo, o por qué un compañerito de la escuela le ha dicho algo o por qué simplemente el pensamiento de tu hijo/hija se está desarrollando y ha pasado de la etapa per-operacional a una etapa de pensamiento más lógico y menos mágico y ha comenzado a cuestionarse las cosas. ¡Qué no cunda el pánico! En este artículo te doy algunos tips para que hables sobre este tema con tu o tus hijos(as). Esta pregunta puede generar mucho temor ya que por un lado, marca de cierta manera el final de una etapa de ilusión e inocencia que por mucho tiempo estuviste esforzándote por construir y mantener; por otro lado, puede generar temporalmente un sentimiento de culpa ante la sensación de “le he mentido” vs “me han engañado”. Sin embargo, también marca el inicio de una nueva etapa en la que los regalos pasan a segundo plano y es la convivencia, la unión y el hecho de valorar a quienes se sientan a cenar y compartir ese día con nosotros, lo que toma protagonismo. ¿Cómo debes reaccionar cuando llegue este momento? 1. HONESTIDAD Por mucho que te parta el alma verle en un inicio triste, desilusionad@ o enojad@, lo más importante es decirle la verdad. Aclara sus dudas e inquietudes, cuéntale cuales son los motivos que te han llevado a replicar esta “costumbre”. Si te hace más preguntas, por ejemplo, sobre cómo lo hacías, respóndele con honestidad. Recuerda ajustar tu respuesta acorde a la edad y la capacidad de entendimiento de tu hijo(a). 2. RECONOCE Y VALIDA SUS EMOCIONES Es totalmente normal que al inicio notes distante y seri@ a tu hij@, posiblemente pueda sentir enojo, tristeza, desilusión y/o frustración. Dile que entiendes totalmente su reacción y pregúntale si hay algo que necesite de ti o qué puedas hacer para ayudarle a que dicha emoción diminuya. Si no hay nada que hacer, simplemente permite que se tome su tiempo para sanar la frustración. Y no te preocupes, hasta el momento, en mi experiencia profesional, aún no me ha llegado a consulta ningún niñ@ traumatizado o con una depresión post-reyes. Al contrario será una situación mas que le ayude a manejar efectivamente las desilusiones en la adultez. 3. CLARIFICA LA DIFERENCIA ENTRE MENTIR COMO FALTA DE HONESTIDAD Y LAS MENTIRAS PIADOSAS Y LOS SECRETOS PARA SORPRENDER. Es normal que las y los niños consideren que mamá y/o papá les han estado mintiendo y es importante hacerles entender que lo que se ha hecho, ha sido con el objetivo de mantener una ilusión y hacer de esta época algo más emocionante y mágico. Explícale que no todas las mentiras son destructivas, que no está bien decir algo que no es cierto u omitir algo cuando eso va a dañar a alguien. Pero también explícale que existen las llamadas “mentiras blancas” o “mentiras piadosas”, las cuales nos sirven para proteger a quienes queremos, nos ayudan a evitar dañar sus sentimientos e incluso también muchas veces mediante ellas podemos sorprender, alegrar y hacer sentir especial a una persona. Usa ejemplos, de cómo tu hijo/hija ha participado en una mentira blanca o en un secreto que tenía como propósito una sorpresa. Por ejemplo: “¿Te acuerdas cuando le dijimos a la abuela que viniera a recogerte para llevarte a tu clase de ballet, y teníamos preparada una fiesta sorpresa por su cumpleaños?, pues ahí también hicimos una mentira piadosa, que tenía intención de hacer sentir especial y feliz a la abuela”. Hacer esta distinción y darle ejemplos de otras situaciones en las que se ha hecho creer algo diferente a otras personas pero con una buena intención, es indispensable para que la confianza en la relación parento-filial no se vea afectada. 3. CUENTALE EL ORIGÉN DE ESTA TRADICIÓN. Explícale la historia de los Reyes Magos y el hecho de cómo esa historia se ha convertido en una linda costumbre. Por ejemplo, “cuenta la leyenda que los Reyes Magos pensaron que llevar regalos a los niños de todo el mundo sería maravilloso para poder conmemorar este día tan especial pero ellos no podían hacerlo solos, así fue como después de mucho pensar, tuvieron una gran idea: usarían pajes. Pero esos pajes debían querer mucho a los niños y conocer bien sus gustos ¿Hay alguien que quiera más a los niños y los conozca mejor que sus propios padres/madres? Y así fue cómo decidieron convertir a todas las madres y padres del mundo en sus pajes”. 4. TRANSFORMEN LA ILUSIÓN No por qué sepan el secreto debe de acabarse la ilusión. La ilusión, la magia, la fé y la capacidad de sorprendernos no se pierden, por qué no sólo se reducen a seres imaginarios como los Reyes o Santa Claus, más bien evolucionan y se transforman. Aquí lo importante es construir nuevas situaciones, tradiciones o acciones que produzcan esa misma sensación de ilusión y sorpresa. Por ejemplo, si no hay más hijos pequeños, pueden comenzar a hacer intercambios o jugar a los “amigos invisibles” en estás fechas. Si hay niños más pequeños, ahora anímale a participar en construir y guardar dicho secreto delante de sus hermanos(as) y/o primas(os), es decir, ahora puede hacerles ilusión estar del otro lado, del lado que crea y construye la magia y la ilusión.


15 vistas